fbpx

La idea siempre será cuidarnos, cuidar a quienes rodean y prevenir cualquier tipo de accidentes. En una carpinteria, los accidentes más comunes tienen que ver con cortes, amputaciones, problemas en la piel o intoxicaciones. Y las máquinas y herramientas que están involucradas son cepilladora, sierra, prensa, etc. Sin embargo, no hay que olvidar los productos que se utilizan, por ejemplo, para las terminaciones de la madera, como lacas y barnices. Estos son, en muchos casos, los principales causantes de incendios.

En este artículo vamos a detallar algunas medidas de seguridad que nos serán útiles tanto para el pequeño taller de carpinteria que instalé en casa, como para un taller industrial.

trabajador usando una sierra en una carpinteria

  • Usar máquinas y herramientas seguras. Revisar periódicamente cada una de sus partes, controlar el cable, el enchufe y la limpieza de las mismas.
  • Controlar las instalaciones eléctricas del taller o carpinteria, sectores donde haya humedad, chequear que haya puesta a tierra y paradas de seguridad.
  • Controlar los resguardos, y utilizar sólo aquellas máquinas que los tengan.
  • Utilizar la herramienta sólo para el fin para el que fue diseñada.
  • Respetar la distancia adecuada entre la máquina y nosotros, para que la actividad se pueda realizar en condiciones seguras.
  • Utilizar los Elementos de Protección Personal adecuados para cada tarea: Protectores auditivos, Casco, Protector respiratorio, Calzado de seguridad, gafas o antiparras.
  • El orden y la limpieza es fundamental en cualquier ambiente de trabajo. Pero en lugares donde puede haber acumulación de virutas, restos de madera, aserrín, es indispensable juntarlos ya que pueden provocar accidentes, resbalones, caídas, tropiezos, etc.
  • Debemos considerar, sobre todo en talleres del tipo industrial, contar con un adecuado sistema de aspiración. Será necesario en los sectores donde se trabaja con virutas, o maquinas que generen polvo o partículas en suspensión, como la lijadora, o pintura donde se utilizan barnices.
  • Siguiendo el mismo concepto, también será necesario un sistema de ventilación natural, que además favorecerá la iluminación. De no ser posible dicha ventilación, sí o sí será necesario un equipo de protección respiración diseñado específicamente para el trabajo que vamos a realizar.
  • Evitar el contacto de la piel con sustancias químicas (barniz, laca, cola). Debemos usar guantes y delantales.
  • Planificar el trabajo, para poder realizarlo con el tiempo necesario, sin apuros. Es convenientes también evitar las jornadas largas de trabajo, para poder trabajar sin cansancio y mas atentos.

carpintero trabajando con barbijp

Contaminantes respiratorios y sus riesgos

Mientras más sepamos, más fácil será para nosotros cuidarnos. Es indispensable, como seres humanos que somos, contar con aire puro para respirar. Prácticamente, no prestamos mucha atención a las características del aire, porque no lo vemos, y en muchos casos, no lo olemos. El gran problema es que a la mayoría de  los contaminantes que encontramos en el aire tampoco los vemos ni los sentimos. Veamos algunos de ellos:

  • Polvos: Son partículas sólidas extremadamente pequeñas suspendidas en el aire. Según Wikipedia:

Polvo es un nombre genérico para las partículas sólidas con un diámetro menor a los 500 micrómetros (alternativamente, ver polvosarena o gránulos) y, en forma más general, materia fina.

  • Gases: Los gases principales y más conocidos son el monóxido de carbono, dióxido de carbono, metano, ozono, etc. La fuente mas común es algún tipo de quema o incendio. La gravedad de estos es que se alejan de la fuente de manera imperceptible y los respiramos sin darnos cuenta.
  • Neblina: Son partículas líquidas suspendidas en el aire.
  • Humo: Es el residuo gaseoso de la combustión. También trae partículas solidas suspendidas, como es el hollín

Riesgos en el trabajo

Los polvos, humos y neblinas irritan la nariz, la garganta y las vías respiratorias. Dependiendo del del tipo de partículas y tamaño pueden ingresar a los pulmones y lesionar los tejidos. Los gases y vapores, pueden pasar directamente a los pulmones y de ahí mismo, al torrente sanguíneo, lesionando el cerebro y el resto de los órganos.

Un ejemplo para este caso puede ser el monóxido de carbono. Este es absolutamente imperceptible para nosotros. No tiene olor ni color, no irrita los ojos ni la nariz, vías respiratorias o garganta. El monóxido de carbono es producido  por la combustión incompleta del carbono presente en materiales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gasoil y nafta. Nuestro cuerpo reemplaza el oxígeno en los glóbulos rojos por el monóxido de carbono que inhalamos y hace que el oxígeno no llegue a los tejidos y órganos. Mas info sobre monóxido de carbono

 

logo de facebook

Volver al Blog

¿Qué te pareció este artículo?
Categorías: BLOG

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *